La dieta blanda para curar tu aparato digestivo

agua, dieta astringente y laxante, Dieta para sanar, dietas saludables, estreñimiento, frutas, jugos

1. ¿Qué es la dieta blanda?

 

La dieta blanda es muy empleada después de padecer enfermedades del tracto digestivo como gastroenteritis, gastritis, diarrea, acidez estomacal, malestar gástrico o tras una cirugía digestiva. El objetivo de la dieta blanda es que sea fácil de digerir y que no estimule la secreción gástrica. Se caracteriza por:

-No contener irritantes, picantes o condimentos en exceso.

-Ser moderada en grasas.

-Emplear formas sencillas de preparación de los alimentos (cocción o asados).

-No incluir alimentos fritos, muy salados o salsas, ya que pueden causar molestias.

En otras palabras, es una dieta que siendo completa, le da al aparato digestivo el mínimo trabajo posible, ayudando a éste en su recuperación.

La proteína que se consume en una dieta blanda puede ser carne magra, pollo, pescado o mariscos y lácteos bajos en calorías, evitando todos los alimentos procesados, ahumados o muy condimentados como las salchichas, las carnes en conserva o los embutidos.

Las verduras de deben consumir solo cocidas. No es aconsejable ingerir verduras que puedan causar gas intestinal, como todas las coles, los nabos, el brócoli, las cebollas, la coliflor o cualquier otro que te haya causado previamente problemas digestivos. Se pueden consumir jugos de verduras hechos en casa, no los comerciales con aditivos o pasteurizados.

Las personas que siguen una dieta blanda pueden beber té de hierbas, pero no deben consumir nada con cafeína, como el té negro, el café o los refrescos. De igual forma no se permite ningún tipo de alcohol.

Los cereales no han de ser integrales y el pan se tiene que consumir sin corteza.

Aunque no es empleada como una dieta para adelgazar también cumple el objetivo de ayudarte a alcanzar tu peso ideal. Esto es debido a que la dieta blanda es baja en calorías.

2. Beneficios de la dieta blanda

 

Al  seguir una dieta blanda buscamos minimizar la estimulación del sistema digestivo. El objetivo es alimentar evitando complicaciones de salud de quien la toma y debiendo incluir todos los grupos de alimentos para que sea completa. La dieta sirve para aliviar síntomas, pero ella por sí sola no cura.

 

La dieta blanda no es muy apetitosa a primera vista y resulta algo monótona,  lo que a veces dificulta que se siga hasta cuando sea aconsejable y su abandono lleva que reaparezcan las molestias para las cuales se empezó el tratamiento.

 

La dieta blanda también es buena para niños, no solo para el tratamiento de algunos  problemas digestivos, sino también para enseñar a masticar y mejorar la digestión de ciertos alimentos en un determinado momento.

 

También es importante, durante la dieta blanda, tanto en niños como en mayores, la hidratación, bebiendo hasta dos litros de agua sola o  agua con limón, que nos ayudará a recuperar nutrientes y sales minerales.

Minimiza la estimulación del sistema digestivo

Ayuda a aliviar síntomas, pero en sí misma no cura

Hay que hidratarse abundantemente

3. Cómo hacer la dieta blanda

 

En la dieta blanda los alimentos se comen sólidos, cocinados a fuego suave, con poco aceite, poco condimentados y deben tener poca fibra. Es mejor hacer de 5 a 6 comidas, pero en pocas cantidades.

Un ejemplo de dieta blanda para una semana puede ser el siguiente:

Para los desayunos se puede tomar algún zumo o fruta como plátano o manzana cocido y un yogur, queso fresco o jamón de pavo.

Comida: Sopa de fideos y tortilla francesa.

Cena: Puré de calabaza con patata y jamón cocido.

Comida: Arroz blanco y pollo a la plancha.

Cena: Pescado blanco cocido con zanahorias.

Comida: Merluza con patatas asadas.

Cena: Crema de zanahorias y huevo cocido.

Comida: Judías verdes y filete de ternera.

Cena: Arroz con alcachofas.

Comida: Lenguado con patatas a los pobre.

Cena: Sándwich de jamón y queso.

Comida: pasta con tomate casero y lomo a la plancha.

Cena: Crema de espárragos y omelette con jamón.

Comida: Pollo al horno con patatas.

Cena: Ensalada de lechuga, tomatitos y queso fresco.

La dieta blanda para curar tu aparato digestivo

Las verduras de deben consumir solo cocidas. No es aconsejable ingerir verduras que puedan causar gas intestinal, como todas las coles, los nabos, el brócoli, las cebollas, la coliflor o cualquier otro que te haya causado previamente problemas digestivos. Se pueden consumir jugos de verduras hechos en casa, no los comerciales con aditivos o pasteurizados.

Ver el artículo

Dieta sana para reducir los triglicéridos

Reducir dramáticamente su consumo de carbohidratos refinados y eliminar la fructosa procesada, ya que esta desencadena el tener triglicéridos y colesterol alto.

Ver el artículo

La dieta macrobiótica: salud con yin y yang

Según esta filosofía, la ausencia de enfermedad existe cuando estos dos principios (yin y yang) se encuentran en equilibrio, y se logra dicho equilibrio mediante una alimentación adecuada, la tolerancia y la serenidad espiritual.

Ver el artículo

Dieta sana para hipertensos (dieta DASH)

La dieta DASH proviene de las siglas en inglés “Dietary Approaches to Stop Hypertension” o traducido al español “Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión” y es una dieta baja en sodio y rica en nutrientes.

Ver el artículo

Dieta sana para diabéticos tipo 2

Cualquier ejemplo de dieta para diabéticos no sólo debe tener en cuenta los alimentos convenientes y los prohibidos en la diabetes, sino aquellos que les ayuden a controlar la insulina, como el ajo.

Ver el artículo

La dieta macrobiótica: salud con yin y yang

Según esta filosofía, la ausencia de enfermedad existe cuando estos dos principios (yin y yang) se encuentran en equilibrio, y se logra dicho equilibrio mediante una alimentación adecuada, la tolerancia y la serenidad espiritual.

Ver el artículo

Dieta saludable para empezar 2017

El año nuevo ha llegado y con él vienen las buenas intenciones y dos de los propósitos más repetidos la primera semana de enero: hacer más deporte, perder peso y mejorar la alimentación.

Ver el artículo

Qué incluir y qué evitar en una dieta saludable para ganar peso

Analizando el concepto de dietas para engordar, debemos tener en cuenta que aquellos alimentos que contienen más grasas y azúcar refinada proporcionarán muchas más calorías digeribles, pero de baja calidad nutricional.

Ver el artículo

Dieta sana para hipertensos (dieta DASH)

La dieta DASH proviene de las siglas en inglés “Dietary Approaches to Stop Hypertension” o traducido al español “Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión” y es una dieta baja en sodio y rica en nutrientes.

Ver el artículo

Dieta sana para diabéticos tipo 2

Cualquier ejemplo de dieta para diabéticos no sólo debe tener en cuenta los alimentos convenientes y los prohibidos en la diabetes, sino aquellos que les ayuden a controlar la insulina, como el ajo.

Ver el artículo

Alimentación saludable para un peso saludable

Un estilo de vida saludable conlleva muchas decisiones. Entre ellas, la elección de una dieta o un plan de alimentación equilibrado.

Ver el artículo

La dieta vegetariana: mucho más que una dieta para sentirse bien.

Si bien es cierto que cuando las dietas vegetarianas no están bien planificadas pueden caer en riesgo de deficiencias nutricionales en nutrientes específicos como el calcio, hierro, vitamina B12, vitamina D y ácidos grasos omega-3, de igual manera se puede decir que cuando están bien dirigidas no presentan ningún problema.

Ver el artículo

Nutrición: cómo elegir opciones de comida saludable

Los panes integrales tienen bajo contenido graso; también tienen alto contenido de fibra y carbohidratos complejos, lo cual le ayuda a usted a sentirse lleno durante más tiempo y a prevenir que usted coma en exceso.

Ver el artículo