1. ¿Qué es la dieta Mediterránea?

 

Hace más de treinta años fue cuando surgió por primera vez el término dieta mediterránea. Después de un estudio médico se destacó la longevidad de los habitantes de los países ribereños al mar Mediterráneo, la cual se relacionó con el consumo habitual por parte de estos de ingredientes tales como el aceite de oliva, las legumbres, las frutas, las verduras, el pescado y los lácteos.

Se concluyó que la dieta mediterránea es una de las más completas, equilibradas y sanas que existen, de tal forma que la UNESCO la inscribió como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

2. Beneficios de la dieta mediterránea

Los beneficios más destacados de esta dieta son:

-Control del peso, haciendo que el organismo se autorregule hasta alcanzar un peso ideal de forma saludable y estable.

-Aumenta la esperanza de vida, pues es una dieta rica en grasas saludables, antioxidantes naturales, minerales y fibra.

-Muy baja incidencia de enfermedades cardiovasculares e hipertensión, observándose tasas excelentes de colesterol y triglicéridos en la sangre.

-Regulación de la presión sanguínea.

-Muy bajo índice de enfermedades degenerativas, como el cáncer o la diabetes.

-Se regula el tránsito intestinal.

-Reduce los dolores articulares, por el consumo de alimentos con poder antiinflamatorio.

Ayuda a controlar el peso

Aumenta la esperanza de vida

Muy baja incidencia de enfermedades cardiovasculares e hipertensión

3. Fundamentos de la dieta mediterránea

 

Según la Fundación Dieta Mediterránea, hay un decálogo que es la base de esta dieta:

-Uso habitual del aceite de oliva.
Es un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos saludables para el corazón. Este alimento representa un tesoro dentro de la dieta mediterránea, otorgando a los platos un sabor y aroma únicos que ha perdurado a través de siglos entre las costumbres gastronómicas regionales.

-Consumo de alimentos de origen vegetal en abundancia.
Las verduras, hortalizas y frutas y frutos secos son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan al mismo tiempo, una gran cantidad de agua. Es fundamental consumir 5 raciones de fruta y verdura a diario.

-El pan y los alimentos procedentes de cereales forman parte de la alimentación diaria.
Consumir a diario una porción de pasta, arroz o pan de preferencia en su forma integral.

-Los alimentos frescos y poco procesados son los más adecuados, especialmente los de temporada.

-Consumir una porción diaria de productos lácteos, especialmente yogur, por sus beneficios sobre la flora intestinal.

-Consumo de carne roja con moderación, como parte de guisos o ingrediente de algún bocadillo.

-Consumir la fruta como postre habitual, evitando dulces o pasteles.

-Consumir de forma diaria dos litros de agua y vino con moderación durante las comidas.

-Realizar actividad física todos los días durante al menos 20 minutos.

4. Un menú semanal de ejemplo

 

  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Un vaso de leche desnatada o de soja
    • Cereales integrales
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Ensalada de pasta con tomate, queso fresco y albahaca
    • Pechuga de pollo a la plancha
    • Un té o infusión
  • Merienda
    • Media tostada de pan integral con pavo
  • Cena
    • Merluza a la plancha con espárragos trigueros
    • Una pieza de fruta
  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Media tostada de pan integral con pavo
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Puré de verduras (por ejemplo de calabacín)
    • Lubina a la plancha
    • Un té o infusión
  • Merienda
    • Un yogurt desnatado
  • Cena
    • Ensalada de lechuga y zanahoria
    • Una pieza de fruta
  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Un vaso de leche desnatada o de soja
    • 3 galletas integrales
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Un plato de espinacas hervidas
    • Arroz salteado con guisantes
    • Un té o infusión
  • Merienda
    • Gelatina de sabores 0%
  • Cena
    • Filete de ternera a la plancha con tomate natural
    • Una pieza de fruta
  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Varias piezas de fruta: melocotón, piña, uvas, ciruelos…)
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Ensalada de lechiga tomate, pepino y zanahoria
    • Tortilla (por ejemplo de champiñones, espinacas, de patatas…)
    • Una pieza de fruta
  • Merienda
    • Media tostada de pan integral con pavo
  • Cena
    • Espárragos blancos, pechuga de pavo y queso fresco 0%
    • Una pieza de fruta
  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Tostada de pan integral con pavo
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Berenjenas rellenas con cebolla y carne picada
    • Una pieza de fruta
  • Merienda
    • Yogurt desnatado o gelatina de sabores 0%
  • Cena
    • Ensalada de tomate, queso fresco y orégano
    • Pechuga de pollo a la plancha
    • Una pieza de fruta
  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Un vaso de leche desnatada o de soja
    • Galletas integrales
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Pollo asado con manzana al horno
    • Un té o infusión
  • Merienda
    • Media tostada de pan integral con pavo
  • Cena
    • Caballa al horno con espárragos trigueros
    • Una pieza de fruta
  • Desayuno
    • Zumo de naranja natural
    • Tostada de pan integral con pavo
  • A media mañana
    • Un yogurt desnatado
    • Una pieza de fruta
  • Comida
    • Dorada al horno
    • Tomates al horno con ajito y perejil
    • Una pieza de fruta
  • Merienda
    • Yogurt desnatado o gelatina de sabores 0%
  • Cena
    • Chipirones a la plancha
    • Champiñones a la plancha
    • Una pieza de fruta

Perder peso con la dieta Atkins

Es un tipo de dieta diseñada para perder peso. Al principio, la dieta no fue bien acogida por muchas organizaciones de salud y nutrición, quienes la tacharon de no saludable y advirtieron de su peligro por el alto contenido de grasas saturadas que incluía.

La dieta vegana: adelgazar de manera equilibrada

Lo más normal a la hora de escoger una dieta vegana es por motivos éticos, para cuidar el medio ambiente o para mejorar la salud. También hay personas que utilizan las dieta vegana para adelgazar, ya que al no contener derivados animales y estar principalmente compuesta por frutas y verduras, la pérdida de peso es bastante fácil.

La dieta vegetariana: mucho más que una dieta para sentirse bien.

Si bien es cierto que cuando las dietas vegetarianas no están bien planificadas pueden caer en riesgo de deficiencias nutricionales en nutrientes específicos como el calcio, hierro, vitamina B12, vitamina D y ácidos grasos omega-3, de igual manera se puede decir que cuando están bien dirigidas no presentan ningún problema.

La dieta Paleo: Perder peso comiendo como en el Paleolítico

La dieta Paleolítica o también llamada dieta Paleo se basa en el consumo de plantas silvestres y animales salvajes como fueron consumidos por los humanos del período Paleolítico.

Salud en equilibrio con la dieta mediterránea

Se concluyó que la dieta mediterránea es una de las más completas, equilibradas y sanas que existen, de tal forma que la UNESCO la inscribió como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Adelgazar con la dieta de los expertos de Cambridge

Esta dieta está diseñada para provocarte una leve cetosis, es decir, un ligero exceso de cetonas en la sangre. Estas se crean con dietas como esta al obligar al organismo a utilizar como combustible la grasa almacenada.

Adelgazar con la dieta cetogénica

Hay diferentes versiones de dieta cetogénica en función de las necesidades de la persona. Estas se diferencian en la proporción entre carbohidratos, grasas y proteínas. De preferencia, es necesario consultar a un médico para que indique la más adecuada y de seguimiento.

Cómo alimentarse para tener un vientre plano

Para solucionar esta causa es necesario conocer qué alimentos provocan la aparición de gases y eliminarlos o consumirlos en menor medida en nuestra dieta. Además, es importante que hagas alguna actividad física para motivar el movimiento gastrointestinal y así hacer que sean eliminados los gases de forma más rápida.

La Dieta Mediterránea

El Mar Mediterráneo es un lugar complejo, donde multitud de culturas confluyen desde el inicio de la civilización. Sus características geográficas han permitido que el comercio y el intercambio cultural durante miles de años favoreciera el desarrollo de la civilización occidental, tal y como la entendemos en la actualidad. 

Perder hasta 5 kilos en 5 días con la dieta de la manzana

Una de las ventajas más importantes de esta dieta es que puede llevarse a cabo en cualquier lugar sin ningún tipo de problema, pues la manzana puede comerse mientras se lleva a cabo cualquier otra actividad. Solo se necesita lavar la manzana y ya está lista para comerse, con piel incluida.

Perder peso rápido y con salud con la dieta de la avena

La avena tiene la virtud de hincharse en el estómago y así la persona que la come se queda con la sensación de que ha comido cientos de calorías cuando en realidad solo ha ingerido una papilla liviana y deliciosa con muy pocas calorías.

La dieta mediterránea

La dieta mediterránea comprende un conjunto de conocimientos, competencias prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales, y también con la forma de conservar,…

Dieta mediterránea: Alimentos, cantidades y frecuencia

Se habla tanto de los beneficios de la dieta mediterránea, que a menudo nos olvidamos de concretar cómo seguirla. Esta pirámide indica los alimentos y su frecuencia de consumo para un adulto sano.

Konjac, la planta que te hace sentir satisfecho

El glucomanano es una fibra dietética que actúa formando un gel viscoso con gran volumen en el aparato digestivo (gracias a la absorción de hasta 200 veces su peso en agua), por lo que prolonga la sensación de saciedad además de retrasar la absorción de las grasas y los azúcares.

Las mejores dietas para la diabetes tipo 2

La diabetes mellitus tipo 2 es una de esas enfermedades que son consideradas crónicas por la medicina moderna.
Los objetivos generales del tratamiento médico de la diabetes tipo 2 son evitar las descompensaciones producidas por la alteración de los niveles de azúcar en la sangre. Prevenir estas descompensaciones es fundamental para así disminuir al máximo la aparición de las complicaciones de la enfermedad en los vasos sanguíneos, los riñones o el sistema nervioso.
Además de los medicamentos para controlar los niveles de azúcar, la dieta y el ejercicio moderado son parte fundamental del tratamiento de la diabetes tipo 2.
Algunas de las mejores dietas para el tratamiento y control de la diabetes tipo 2 se encuentran en este artículo.

Las mejores dietas para evitar las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial, casi la tercera parte de las muertes.
La ventaja de las enfermedades cardiovasculares es que la mayoría de estas puede prevenirse con éxito actuando sobre los factores de riesgo que las provocan, como el tabaco, la obesidad, la vida sedentaria, consumo alto de alcohol,…
Una vez que alguien es diagnosticado con hipertensión, diabetes, colesterol o triglicéridos altos, es candidato a padecer enfermedades cardiovasculares. A partir de aquí, las estrategias a seguir para evitarlas han de fundamentarse en la dieta y hábitos de vida sanos a parte de un control médico.
Algunas de las mejores dietas para evitar las enfermedades cardiovasculares se ofrecen en este artículo.